La revista avícola en español leída en más países

Menu

Ahorro y bienestar con intercambiadores de calor

Ver PDF de la revista de Diciembre de 2013
El principal coste asumido por el granjero avícola integrado es el de la calefacción. Para la maximización de la rentabilidad de su inversión es natural la búsqueda de la reducción del gasto en esta partida. Así, a veces puede sentirse tentado de reducir los niveles de ventilación para evitar que se pierda el calor de la nave, especialmente en el arranque de la crianza, cuando los requisitos de temperatura y su diferencia con el exterior son más altos...

Ahorro y bienestar con intercambiadores de calor

El principal coste asumido por el granjero avícola integrado es el de la calefacción. Para la maximización de la rentabilidad de su inversión es natural la búsqueda de la reducción del gasto en esta partida. Así, a veces puede sentirse tentado de reducir los niveles de ventilación para evitar que se pierda el calor de la nave, especialmente en el arranque de la crianza, cuando los requisitos de temperatura y su diferencia con el exterior son más altos.

Sin embargo, reducir los niveles de ventilación constituye una medida de falso ahorro. La ventilación es necesaria para garantizar una calidad óptima del ambiente y asegurar el buen desarrollo de las aves. Una ventilación por debajo de la necesaria conlleva la acumulación de gases tóxicos y humedad en la nave. Este mal ambiente fomenta la incidencia de patologías y el subdesarrollo por falta de consumo de pienso. Además, la acumulación de humedad estropea prematuramente la cama, lo que redunda en más problemas patológicos al avanzar la crianza. Y lo que es más grave, sin una correcta ventilación tendremos un mal arranque, el cual lastrará los resultados finales del lote -mayor mortalidad, menor velocidad de crecimiento, peores índices de conversión– y, por lo tanto, reducirá la remuneración percibida.

A fin de recuperar el calor del aire expulsado por la ventilación se han desarrollado los intercambiadores de calor. Estos aparatos, que no sustituyen a los equipos de calefacción, toman el calor del aire expulsado y lo transfieren al aire limpio que se introduce en la nave. Como cualquier máquina, no presentan una eficiencia del 100%, sino que recuperan sólo parte del calor del aire expulsado -la mayoría presentan eficiencias entre el 40% y el 70%-. La eficiencia de un intercambiador depende de multitud de factores, manejo, consumo eléctrico, aislamiento, etc. y evidentemente del fabricante, por lo que estas cifras de eficiencia pueden llegar hasta el 78% en algunos casos, como es el caso del IC10 de COPILOT-System. Otra ventaja que se ha observado con estos aparatos es que se comportan también como extractores de humedad de la nave, de forma que la cama se mantiene en óptimas condiciones más tiempo, reduciendo la incidencia de patologías como las pododermatitis.

Si bien se espera una mejora del bienestar de las aves y una reducción del gasto en calefacción gracias a la implantación de estos aparatos, no hay que precipitarse. El ahorro para el bolsillo del ganadero depende del buen manejo de todo el conjunto del sistema. Así pues, antes de considerar la inversión en un nuevo equipo conviene ser conscientes de nuestra situación y necesidades. Con una nave mal aislada -deficientes aislamiento y cerramientos-, el calor que podamos recuperar del aire de la mínima ventilación será una nimiedad en comparación con el que perdemos por tantos “agujeros”. Igualmente, es esperable que el ahorro sea mucho mayor cuanto más frío haga en el exterior, aunque en granjas avícolas se utilizan durante todo el año. Finalmente hay que considerar el buen dimensionado del aparato para nuestras necesidades. Un aparato con excesiva capacidad para lo requerido no sólo será caro de adquirir, sino también de poner en marcha, por lo que la solución puede acabar siendo peor que el problema.

Lo primero, es comprender cómo funciona el aparato. Su principio de funcionamiento es la transferencia de energía de un fluido a otro por superficies de contacto. El aire caliente sale de la nave por un sistema de conducciones el cual está íntimamente en contacto con el sistema de conducciones del aire frío que entra, pero sin mezclarlos -si se mezclaran se perdería la calidad del aire que se introduce en la nave-. Así el calor se recupera en base a dos mecanismos:

  • Calor sensible: el aire caliente transfiere energía a la pared de las conducciones que lo canalizan, y ésta lo transfiere al aire frío que entra.
  • Calor latente. El aire viciado, cargado de humedad, al enfriarse por la transferencia de energía, sufre la condensación de la humedad que contiene. Esta condensación, siendo un cambio de estado, supone una liberación de energía latente, que el intercambiador transfiere al aire que introduce en la nave.

En el mercado disponemos de dos tipos de recuperadores de calor: de placas y de tubo, siendo el primero el más habitual en el sector avícola. Los principales desarrolladores de este tipo de tecnología han sido los países del Norte de Europa, empujados por la necesidad de lidiar con inviernos muy duros. Si bien empezaron con la instalación de varios aparatos en una misma nave, la tónica actual es el desarrollo de grandes unidades encaradas a hacer trabajar toda la ventilación con este sistema. Sin embargo, en nuestras latitudes los inviernos no son tan duros ni tan largos, por lo que estas grandes unidades pueden llegar a estar sobredimensionadas. Aunque equipos sobredimensionados se instalan en nuestras latitudes, el uso de estos aparatos conllevan un gasto energético desproporcionado, reduciendo la ganancia derivada del ahorro por calefacción. Asimismo, disponer de estos aparatos puede complicar el manejo de la nave debido a un exceso de ventilación.

Entre los factores que determinan la eficiencia del aparato tenemos:

  • La superficie de intercambio –el tamaño del bloque y el espaciamiento entre las placas de salida y de entrada-, pues a más superficie mayor eficiencia.
  • La velocidad del flujo del aire: para una misma superficie, a mayor velocidad menor es la eficiencia de transmisión.
  • La turbulencia del flujo de aire en el intercambiador de calor -placas o tubos-: con los tubos hay mayor turbulencia y, por tanto, menor eficiencia.
  • El espesor del material de la superficie de intercambio y su conductividad térmica, a mayor conductividad mayor eficiencia, y a mayor espesor menor eficiencia. Sin embargo, es importante considerar que el material debe ser lo más resistente posible a la corrosión para alargar la vida útil del aparato.
  • La limpieza del sistema: la acumulación de polvo en las superficies de intercambio reduce su eficiencia. Es pues importante que si no dispone de sistemas de auto-lavado, al menos sea fácil de lavar.

En cuanto a las ventajas de la instalación de intercambiadores, existen distintos estudios realizados principalmente en España y Portugal -Estudio realizado con el IC10 de COPILOT-System en más de 150 instalaciones con diferentes integradoras-. Se ha demostrado que apuntan a varias mejoras:

  • Un potencial e reducción de la mortalidad a las 4 semanas de un 1 %.
  • Un 10 % de reducción de la humedad relativa en el ambiente.
  • Un aumento de la ganancia diaria de peso (56 g vs 55 g, SEM 0,3 / d, P = 0,07).
  • Una reducción del consumo de gas en un 38% (P <0,01)
  • Una reducción de “segundas” en mataderos.
  • Una mayor homogeneidad de las aves.
  • Un menor coste eléctrico en comparación con sistemas de ventilación dinámica tradicionales.

Además, cabe esperar otras ventajas como es el alargamiento de la vida útil de los sistemas de calefacción y otros equipos.

Una vez que nos hayamos decidido a instalar un intercambiador, puesto que nuestra situación lo recomienda, para la elección del mejor aparato conviene realizar una serie de consideraciones:

  • Que el dimensionado del mismo sea el adecuado.
  • Determinar cual es nuestro compromiso entre la eficiencia -superficie de intercambio, mejor materiales metálicos en las placas-, la durabilidad -mejores materiales plásticos en las placas- y facilidad de limpieza y mantenimiento -sistemas de desinfección y/o estructura sencilla de fácil acceso-.
  • Tener una correcta integración con el sistema de ventilación, lo que aporta hasta un 5% más de beneficio económico, debido principalmente a que los intercambiadores no siempre son adaptables a todos los reguladores, ni a todos los sistema de ventilación. Actualmente sólo el IC10 de COPILOT-System lo permite.

En cualquier caso, lo que no hay que olvidar es que un intercambiador de calor nunca puede recuperar el 100% del calor del aire expulsado. Siempre requeriremos un equipo de calefacción para calentar la nave y para aumentar la temperatura que se pierde por las deficiencias de aislamiento e ineficiencia del intercambiador.

Conclusiones más subjetivas pero no menos importantes es la impresión de los productores que han utilizado el sistema, donde de forma general coinciden en admitir su satisfacción con el intercambiador por la mejora de las condiciones ambientales, de la calidad de las camas, y por la mayor uniformidad de la temperatura en la nave. •

CATEGORÍAS DEL ARTÍCULO

EMPRESAS MENCIONADAS EN ESTE ARTÍCULO

ARTICULOS RELACIONADOS

La tecnología AQUACTIVA, ahora disponible también como producto envasado

Mayo de 2022
La tecnología AQUACTIVA, ahora disponible también como producto envasado

Las carnes de ave se promocionan con un Restaurante efímero en el salón Gourmet

Mayo de 2022
Las carnes de ave se promocionan con un Restaurante efímero en el salón Gourmet

El premio 2022 del IEH apuesta por las “Ideas frescas” en investigación del huevo

Mayo de 2022
El premio 2022 del IEH apuesta por las “Ideas frescas” en investigación del huevo

UPA denuncia el incumplimiento masivo de la ley de la cadena alimentaria en el sector avícola

Mayo de 2022
UPA denuncia el incumplimiento masivo de la ley de la cadena alimentaria en el sector avícola

COAG denuncia que no todas las integradoras están trasladando a los avicultores las subidas de los precios del pollo al consumidor

Abril de 2022
COAG denuncia que no todas las integradoras están trasladando a los avicultores las subidas de los precios del pollo al consumidor

Influenza aviar: el sector avícola de la Sierra sur de Sevilla agoniza, con cerca de 90 explotaciones afectadas

Abril de 2022
Influenza aviar: el sector avícola de la Sierra sur de Sevilla agoniza, con cerca de 90 explotaciones afectadas

Tecnología blockchain para una trazabilidad total en los huevos camperos de Rujamar

Abril de 2022
Tecnología blockchain para una trazabilidad total en los huevos camperos de Rujamar

Nuevas tecnologías para la mejora genética, en la Castellana negra

Abril de 2022
Nuevas tecnologías para la mejora genética, en la Castellana negra

Focos IAAP por tipo de explotación avícola

Marzo de 2022
Focos IAAP por tipo de explotación avícola

INPROVO destaca las estrictas normas aplicadas por el sector para controlar la salmonela en ponedoras en toda la UE

Marzo de 2022
INPROVO destaca las estrictas normas aplicadas por el sector para controlar la salmonela en ponedoras en toda la UE

El precio del contrato de integración no tiene que ser el coste, sino una cifra superior

Marzo de 2022
El precio del contrato de integración no tiene que ser el coste, sino una cifra superior

El Ministro Garzón abre el debate sobre el modelo de ganadería de España

Febrero de 2022
El Ministro Garzón abre el debate sobre el modelo de ganadería de España

España descarta que la gripe aviar se convierta en una nueva pandemia en humanos

Febrero de 2022
España descarta que la gripe aviar se convierta en una nueva pandemia en humanos

Nuevo convenio colectivo del sector de mataderos de aves y conejos 2019-2025

Enero de 2022
Nuevo convenio colectivo del sector de mataderos de aves y conejos 2019-2025

La feria de El Prat de Llobregat, celebrada con PCR para descartar la influenza aviar

Enero de 2022
La feria de El Prat de Llobregat, celebrada con PCR para descartar la influenza aviar

Informe del rabobank sobre el sector avícola en 2022: optimismo ante un mercado recuperado

Enero de 2022
Informe del rabobank sobre el sector avícola en 2022: optimismo ante un mercado recuperado

Grupo AN colabora con Eroski para lanzar etiquetas inteligentes en productos avícolas

Enero de 2022
Grupo AN colabora con Eroski para lanzar etiquetas inteligentes en productos avícolas

Bibliografía: Historia de la avicultura española

Diciembre de 2021
Bibliografía: Historia de la avicultura española

Reunion INOVO - AESAN

Diciembre de 2021
Reunion INOVO - AESAN

Nace AVIENERGY, un proyecto para poner en valor las deyecciones avícolas

Diciembre de 2021
Nace AVIENERGY, un proyecto para poner en valor las deyecciones avícolas