La revista avícola en español leída en más países

Menu

De la noche al día: versión 2

Ver PDF de la revista de Noviembre de 2013
Cuando, hace ahora poco, en este mismo medio hablábamos de un cambio tan radical como era el que una explotación de puesta pasase de producir huevos de gallinas en batería a huevos ecológicos, nos referíamos a la arriesgada decisión de un avicultor de hacer un cambio tan “sonado” como este, cuando entremedio había otras posibilidades.

DE LA NOCHE AL DÍA: VERSIÓN 2

José A. Castelló

jacastello@avicultura.com

Foto_1_DSC_2954_opt.jpg

José Mª Baqués, frente al centro de clasificacion de las 2 naves de su granja.

Cuando, hace ahora poco(*), en este mismo medio hablábamos de un cambio tan radical como era el que una explotación de puesta pasase de producir huevos de gallinas en batería a huevos ecológicos, nos referíamos a la arriesgada decisión de un avicultor de hacer un cambio tan “sonado” como este, cuando entremedio había otras posibilidades.

Hoy, sin llegar a tanto, vamos a centrarnos en otro caso, el de un productor de huevos que, por las circunstancias ya conocidas –la plena entrada en vigor de la Directiva 1999/74/CE– decidió pasar de hacerlo en jaulas al suelo, es decir, de un código 3 al 2. De ahí que, ante la escasa altura de sus naves, que no le hubieran permitido pensar en unas modernas baterías de puesta de muchos pisos, así como por falta de terreno para poder optar por una producción de huevos camperos o ecológicos – códigos 1 o 0, respectivamente –, haya optado por este tipo de cambio, aun perdiendo también capacidad, por razones obvias.

La explotación en cuestión es la Granja Sant Llop, situada en el término municipal de Dosrius, en la comarca catalana de El Maresme, a unos 300 m de altura, en una zona boscosa y sin otras granjas vecinas. Su gerente, un joven Josep Mª Baqués, que dedica todo su tiempo –incluso los días festivos, con la clasificación de huevos – a la granja, para lo que solo tiene la ayuda de dos personas.

plano_opt.jpeg

Fig. 1. Sección de una de las naves (gentileza de Jansen Poultry Equipment).

IMAG0168_opt.jpeg

Detalle del montaje de los slats, durante el cambio de orirentación de la granja.

Las dos naves con que cuenta la granja, de 12 x 75 m –incluyendo el pequeño espacio “perdido” del principio– que, antes del cambio, tenían una capacidad total para unas 20.000 gallinas, ahora pueden albergar unas 7.000 ponedoras cada una, a razón de las 9 gallinas/m2 de superficie “utilizable”, autorizadas por la citada Directiva.

Las naves en sí, con ya bastantes años de vida, no tienen nada especial que destacar, como no sea el detalle de que ya cuando se construyeron, eran de ventilación forzada con el fin de ofrecer el mejor ambiente posible para las gallinas en batería que acogían. Su construcción, de mampostería, con cubierta de fibrocemento, aislada con espuma de poliuretano. La entrada forzada de aire tiene lugar por ambas fachadas y la salida por el lucernario central de la cubierta, disponiendo en aquellas de 3 ventiladores-inyectores por banda, con los correspondientes paneles de refrigeración, mientras que en la cubierta se cuenta, además, con unos extractores que solo se ponen en marcha cuando interesa, en días de fuerte calor en verano.

Una clásica disposición interior

Lo interesante de la explotación que nos ocupa es la nueva disposición interior de las dos naves reformadas, que la granja Sant Llop encargó a la conocida empresa Maker Farms, S.L., de Olot, Girona, una de las más destacadas en la construcción y equipamiento de instalaciones avícolas de todo tipo en España.

El diseño y las fotos que se adjuntan dan idea de la actual disposición del equipo que se ha adoptado que, en resumen, consiste en lo siguiente:

  • Un foso central, cubierto con slats Jansen, con 8,40 m de anchura.
  • Una doble zona de yacija, de 1,80 m, entre el foso central y los muros laterales.
  • Un ponedero “Premium+”, de Jansen, con acceso por ambos lados.
  • Un doble aseladero, colocado sobre los slats.
  • 4 filas de comedero automático Chore-Time, con distribución en platos.
  • 2 hileras de bebederos Chore-Time, de tetinas.

Los slats que cubren el foso se hallan dispuestos en forma de ligera pendiente, estando soportados por fuertes tirantes metálicos. El acceso de las aves se facilita por la colocación de 6 rampas inclinadas por cada banda – dos piezas de slats colocadas en forma de “V” -, mientras que el foso se halla tapado por su parte delantera por un tablero de madera contrachapada, con agujeros para permitir el paso del aire y un más rápido secado de las deyecciones.

El ponedero, comunal, consta de 82 huecos de 1,70 m, accediendo las aves al mismo por ambas bandas. Protegido en su frente por una cortinilla roja, su piso es una esterilla de Jansen, disponiendo de un mecanismo de expulsión de las gallinas mediante desplazamiento de una rejilla que desde la pared del fondo llega hasta la parte frontal. Una amplia cinta perforada de 500 mm, de polipropileno, justo en el centro de los nidales de un lado y otro, recoge suavemente los huevos para llevarlos hasta la cinta transportadora, común para las dos naves, y conducirlos hacia el centro de clasificación.

El ponedero, aunque corrido a todo lo largo de cada nave, dispone de 3 “pasos” para el personal de un lado a otro de la nave, uno en cada extremos y otro en el centro.

Con el ponedero se suministra un cuadro eléctrico que lleva un variador de frecuencia para regular la velocidad de la cinta de recogida de los huevos, un reloj con dos esferas para programar la hora de apertura y cierre del nido mediante el expulsor, las protecciones para cada motor y los interruptores para su manipulación en manual, si fuera necesario.

Los aseladeros son un conjunto de dos unidades, en forma de “V” invertida, en el cual hay 9 barrotes en 3 niveles, uno en la parte superior, 3 en la intermedia y 5 en la inferior. Con los 15 cm por gallina estipulados por la legislación, proporcionarían suficiente espacio para aselarse a todas las aves, aunque la verdad es que, al atardecer, como nos dijo Baqués, eran muchas más las que se limitaban a dormir sobre los slats que las subidas a ellos.

El comedero es de transporte de pienso mediante espiral, estando dispuesto con dos líneas en cada lado de los aseladeros y contando con 1.108 platos de plástico por nave, la moderna versión de los primeros comederos metálicos de este tipo, de la empresa Chore Time, que se lanzaron al mercado mundial. Un cable electrificado impide que las aves se aselen sobre el mismo y los platos no basculan a fin de evitar el desplazamiento del pienso de un lado a otro.

Los bebederos, también de Chore Time, se hallan dispuestos en dos hileras por nave, entre el ponedero y una de las hileras de comederos. Son de tetina, con recuperador, habiendo 735 de ellas por nave.

Un buen ahorro de luz

Un aspecto especial a destacar es el cambio realizado por la empresa en la iluminación de las naves. A diferencia de los fluorescentes compactos –enroscables– de que se disponía con las gallinas en batería, en 4 hileras, a la vista de la novedad de los “Leds” actuales y de que aquellos se fundían con más frecuencia que las miles de horas de a útil que se aseguran, se decidió su sustitución por estos últimos.

De esta forma cada nave está equipada con unos Leds de la firma Lexman que, aparentemente, se parecen a las antiguas bombillas esmeriladas, pero con la diferencia de que cada uno, siendo solo de 8 w, emite 470 lúmenes, lo que equivale, en incandescencia, a unos 40 w de potencia.

Foto_3_MG_2901_opt.jpeg

Los aseladeros montados sobre los slats, con una línea de comederos y otra de bebederos.

Foto_4_IMG_2915_opt.jpeg

Una de las rampas para facilitar el acceso de las gallinas a la superficie de slats sobre el foso, cuando se han recriado en baterías.

De este tipo de Leds hay dispuestas dos hileras de 25 unidades sobre las zonas de yacija y otras dos de 12 unidades más hacia el centro de la nave, entre una fila de comederos y la de los bebederos. En total, pues, 74 unidades por nave, lo que proporciona una intensidad de iluminación algo mayor en la zona de yacija que en el frente de los nidales.

Esto es, precisamente, lo que ya interesa, al tratarse de naves de ambiente controlado en las cuales la luz debe hallarse encendida durante toda la jornada y su equivalencia en flujo luminoso con los fluorescentes compactos de unos 9 a 11 lux, que serían necesarios para tener la intensidad lumínica adecuada a nivel de las aves es importante.

En cuanto al programa de iluminación, al entrar las pollitas recriadas se comienza con un fotoperíodo de 12 h, alargándose gradualmente en el plazo de un mes hasta llegar a 16 horas, que ya se mantienen durante el resto de la vida productiva de las aves.

También es interesante indicar que en cuanto al encendido y apagado diario de la luz, el procedimiento empleado es el siguiente:

  • de madrugada – a las 4-00 - se encienten las luces de las dos filas centrales 1 hora después de haber abierto los nidales,
  • media hora más tarde se encientan las luces de las filas laterales,
  • al atardecer se cierran los nidos –a las 19-00 h- y media hora más tarde se apagan las luces de las filas laterales,
  • media hora más tarde se apagan las luces de las dos filas centrales.

Este plan no se cambia al entrar en vigor el horario de verano y tiene por objeto el asegurar una máxima recogida de huevos por la mañana, de forma que ya casi no quede ninguno para la tarde.

Más patógenos en los pollos norteamericanos de mercado

En contra de lo que podría creerse, un estudio publicado en la revista norteamericana “Journal of Food Safety” por investigadores de la Universidad de Pennsylvania ha revelado que los pollos enteros comprados en los mercados locales de este Estado contienen unos niveles significativamente más elevados de organismos patógenos que los pollos ecológicos adquiridos en los comercios.

De 100 pollos enteros comprados en aquellos el 90 % resultó positivo para el Campylobacter y el 28 % para la Salmonella. En comparación, las cifras correspondientes a los adquiridos en los comercios fueron de un 28 % y un 20 % para los pollos ecológicos y de un 52 % y un 8 % para los convencionales.

Según los investigadores citados, muchos consumidores, preocupados por la resistencia a los antibióticos que se cree que transmiten los pollos de granja, así como a lo que se ha especulado sobre las condiciones de su crianza, creen que los que se pueden adquirir en los mercados son más seguros, lo que no es el caso. De todas formas, advierten que su estudio es preliminar y que debe realizarse sobre una mayor muestra de canales de pollos de diferente origen.

cortar_pollo_trozar3_opt.jpeg

Finalmente, también advierten acerca de que los organismos patógenos citados suelen destruirse durante una cocción adecuada pero que si las canales de pollo se manipulan en la cocina sin los debidos cuidados pueden originar contaminaciones cruzadas a través de las mesas o los utensilios utilizados. •

Otros aspectos del manejo

Como nos decía Josep Mª durante la visita, su experiencia de años con las gallinas en batería solo le sirvió parcialmente al operar con aves en el suelo pues aun trabajando con los mismos tipos genéticos de aves y con una misma finalidad –producir el máximo número de huevos por gallina alojada y al mínimo coste-, hay aspectos muy diferentes.

Por ejemplo, el mismo acostumbramiento inicial de la pollita a su nuevo medio. Mientras que en baterías, al recibirse las pollitas, de unas 16-17 semanas de edad, uno se limita a colocarlas en las jaulas, asegurándose de que no les falte ni el agua ni el pienso, en el suelo, de poder disponer de un espacio más amplio podrían encontrarse un poco “perdidas”, costándoles luego más el acostumbrarse a subir a la zona de slats y, sobre todo, entrar en el ponedero o aselarse en las “perchas”.

Para acostumbrarlas a esto último, la solución que se recomienda es la que ha seguido Josep Mª, tener a las pollitas encerradas durante las cuatro primeras semanas, al llegar al gallinero, en la zona de slats, sin permitirles bajar al suelo. Para ello se colocan unos bastidores de tela metálica en el borde del foso, retirándose luego y guardándolos para la próxima manada.

Sin embargo, lo que no han podido conseguir es que las aves duerman en los aseladeros pues solo lo hacen una pequeña parte de ellas. De todas formas, no es un problema que le preocupe pues la inmensa mayoría duermen en la zona de slats, observándose como al apagar gradualmente las luces todas las aves abandonen rápidamente las zonas de yacija.

Las pollitas se adquieren siempre recriadas, de la firma Ruano Avícola, de Reus. Las de la primera manada eran de la estirpe holandesa Bovans, mientras que las de las otras dos, aun en producción, son Hy-Line, indicándonos Josep Mª que, en principio, no ha visto grandes diferencias entre ellas.

Un aspecto de manejo a cuidar especialmente en este tipo de instalaciones es la puesta de huevos en el suelo. En la primera manada finalizada, al principio se recogía diariamente hasta un 10 % de la producción, pero tras implantar determinadas medidas –“redondear” unas esquinas de la zona de yacija, en la que algunas gallinas ponían sus huevos y recoger con frecuencia los encontrados en el suelo- ello bajó rápidamente hasta llegar solo al 0,6 % al final del período productivo, resultando una media de todo el ciclo del 1,2 %.

El control de la producción de huevos se realiza informáticamente, entrándose a diario todos los datos de las cantidades producidas, con desglose de las categorías, los desclasificados y los rotos, así como las bajas, las entradas de pienso y los consumos de agua, registrados por separado para cada nave.

Un dosificador Dosatrón situado en cada nave se utiliza para cuando hay que medicar por alguna razón determinada. Por ejemplo, habiendo procedido en alguna ocasión las pollitas recriadas de una explotación de baterías, se ha seguido el consejo del veterinario responsable de la granja de hacer un tratamiento con Coccivex en el agua de bebida en el momento de su recepción, repitiéndolo dos veces más, al cabo de 2 y de 4 semanas, con lo que se ha conseguido evitar cualquier incidencia de coccidiosis al iniciarse la puesta.

Las ferias avícolas vuelven por Navidad

Como cada año, el mes de diciembre trae consigo algunas ferias avícolas ya consagradas, como la Feria del Gallo de Vilafranca del Penedès o la Feria del Prat -ambas en la provincia de Barcelona-. La centenaria Fira del Gall de Vilafranca, tal y como marca la tradición, se celebra el fin de semana antes de Navidad, lo que significa que esta vez tendrá lugar los días 21 y 22 de diciembre en el Parque de Sant Julià, su ubicación habitual.

firagall_opt.jpeg

La Feria Avícola de la Raza Prat se celebrará los días 13, 14 y 15 de diciembre conjuntamente con la Feria del Mercado en la calle. Se trata de un punto de encuentro entre comerciantes y consumidores donde se pueden adquirir productos gastronómicos relacionados con esta raza autóctona de la zona.

En la Fira del Gall se incluye un mercado donde el visitante puede comprar su ejemplar y además sacrificarlo al momento porque también dispone de matadero en el mismo recinto. Se trata de una feria que trata de promocionar la raza de la gallina típica del Penedès -comarca de Barcelona- que se caracterizaba básicamente por el tipo de huevo que producía, de cáscara de color marrón rojizo muy intenso -de los más oscuros a nivel mundial-, un huevo conocido como “ou rogenc de Vilafranca” -huevo rojizo de Vilafranca-, muy apreciado en el mercado de Barcelona. En esta feria también se celebran curiosas actividades como muestra de cocina basada en aves de corral, concurso de tortilla de patatas o muestra de vinos, todo ello con objeto de promover el conocimiento de estos productos típicos. •

En cuanto al pienso, la granja opera con dos marcas diferentes, Nanta y Nutrex, a efectos comparativos, para lo cual dispone de dos silos de 15 toneladas, situados entre una nave y otra. En todo caso se utiliza una ración para los 4 ó 5 primeros meses de la producción y otra para los últimos, cambiándose de una a otra según consejo del veterinario.

La venta del huevo

La recogida de huevos se realiza a diario -incluidos todos los festivos- a partir de media mañana, demorando unas 2 horas. Los huevos circulan por un transportador “anaconda” desde cada nave hasta el centro de clasificación, por separado –a efectos de su recuento-, clasificándose por tanto automáticamente mediante una Moba 2000.

Con una persona situada en la entrada de la clasificadora, encargada de una primera inspección de los huevos para separar los defectuosos –rotos o sucios o con otros defectos– y otra en la salida de la máquina, esta está programada con distintos canales para envasado en cajitas de media docena o bien en cartones standard.

La granja no cuenta con almacén de huevos debido a que estos tienen salida a diario. El reparto se realiza con dos furgonetas por el propio Josep Mª y otra persona, cuatro días por semana, principalmente en pequeños comercios de la comarca de El Maresme y de algunas poblaciones de El Vallés, así como de la misma ciudad de Barcelona, a tan solo unos 30 km.

En principio, la mayor parte de la producción está colocada como “huevo de gallina en el suelo” y de proximidad, a unos precios fijos, algo superiores que los de gallinas en batería y solo se varían cuando los de las lonjas suben o bajan durante varias semanas consecutivas. Sin embargo, a veces han tenido que vender el sobrante, especialmente los huevos pequeños y a veces también los medianos a mayorista y al precio que haya –últimamente bastante bajo-, lo cual mengua notablemente los ingresos de la granja.

Finalmente, como resultados, solo podemos indicar los de la primera manada que terminó su producción el pasado diciembre. Entradas las pollitas a 16 semanas, al finalizar su vida productiva, a 70 semanas de edad los datos recogidos fueron los siguientes:

  • Nº de huevos por gallina alojada 281,1
  • Puesta gallina/día en la última semana, % 74,5
  • Huevos XL, % 15,7
  • Huevos L, % 50,6
  • Huevos M, % 28,9
  • Huevos S, % 3,3
  • Huevos desclasificados, % 1,5
  • Mortalidad, % 6,3
  • Consumo de pienso, g/gallina/d 102
  • Índice de conversión por docena 1,70

Un último comentario, de Josep Mª, a este respecto, es el de que, por la corta experiencia que hasta el momento ha acumulado sobre esta forma de explotación de las gallinas sobre yacija, no le parece que haya grandes diferencias con los resultados que obtenía anteriormente con las baterías. Si acaso, solo, una pequeña ventaja de éstas en cuanto al gramaje del huevo, aunque no disponiendo de datos paralelos comparativos esto último sea difícil de detectar.

En fin, Josep Mª, ¡ánimos por haber sabido convertir de forma tan eficaz una antigua granja de puesta en baterías en una moderna explotación para gallinas en el suelo cubriendo todos los requisitos de bienestar exigidos hoy!.

(*) Ver el número de agosto pasado.

Foto_5_IMG_3066_opt.jpeg

El frente de los ponederos, con las cortinillas para oscurecerlos un tanto.

Foto_6_DSC_2949_opt.jpeg

Interior del ponedero, a media mañana, de recoger huevos.

Foto_7_DSC_2947_opt.jpeg

Aspecto de la iluminación artificial con puntos de LEDs bien distribuidos.

Foto_8_DSC_2965_opt.jpeg

Salida de los huevos de la clasificadora.

CATEGORÍAS DEL ARTÍCULO

ARTICULOS RELACIONADOS

Producción ecológica de carne de pollo

Agosto de 2020
Producción ecológica de carne de pollo

Conferencia-debate de la ERPA sobre avicultura ecológica

Marzo de 2020
Conferencia-debate de la ERPA sobre avicultura ecológica

La carne de pato y sus productos, una alternativa potencial del pollo ( y II )

Marzo de 2020
La carne de pato y sus productos, una alternativa potencial del pollo ( y II )

Los animalistas impiden exhibir individualmente los mejores ejemplares de Raza Prat en su 46ª edición

Enero de 2020
Los animalistas impiden exhibir individualmente los mejores ejemplares de Raza Prat en su 46ª edición

Interpalm constituye el "Círculo de amigos del Foie Gras"

Noviembre de 2019
Interpalm constituye el "Círculo de amigos del Foie Gras"

Reunión sectorial de la avicultura de puesta con el MAPA

Octubre de 2019
Reunión sectorial de la avicultura de puesta con el MAPA

La Avicultura Rural Europea, en Línea con las Demandas de los Consumidores, Reivindica las Ayudas de la Futura PAC

Marzo de 2019
La Avicultura Rural Europea, en Línea con las Demandas de los Consumidores, Reivindica las Ayudas de la Futura PAC

La Fira Avícola de la raza Prat

Enero de 2019
La Fira Avícola de la raza Prat

La Fira del Gall, en Vilafranca del Penedés, con exposición, venta de aves y oferta gastronómica

Enero de 2019
La Fira del Gall, en Vilafranca del Penedés, con exposición, venta de aves y oferta gastronómica

Estudio sobre la bioseguridad en las granjas de patos en el suroeste de Francia

Septiembre de 2018
Estudio sobre la bioseguridad en las granjas de patos en el suroeste de Francia

Naturaleza y cuantificacion de la presencia de aves silvestres en instalaciones al aire libre de una granja de puesta en los Países Bajos

Agosto de 2018
Naturaleza y cuantificacion de la presencia de aves silvestres en instalaciones al aire libre de una granja de puesta en los Países Bajos

EL FOIE GRAS FRANCÉS, DEFINITIVAMENTE MÁS CARO

Julio de 2018
EL FOIE GRAS FRANCÉS, DEFINITIVAMENTE MÁS CARO

EL GOBIERNO DE CASTILLA-LA MANCHA RECUPERA LA PERDIZ ROJA  AUTÓCTONA

Junio de 2018
EL GOBIERNO DE CASTILLA-LA MANCHA RECUPERA LA PERDIZ ROJA AUTÓCTONA

MANEJO DEL COMPORTAMIENTO DE LAS AVES EN SISTEMAS ECOLÓGICOS

Mayo de 2018
MANEJO DEL COMPORTAMIENTO DE LAS AVES EN SISTEMAS ECOLÓGICOS

En África occidental, los clientes  prefieren las pintadas locales

Abril de 2018
En África occidental, los clientes prefieren las pintadas locales

LA ONG ANDA, CON EL APOYO DE AVIALTER, AVALARÁ CON SU LOGO A LOS HUEVOS DE GALLINAS CRIADAS CON EXTRA DE BIENESTAR

Marzo de 2018
LA ONG ANDA, CON EL APOYO DE AVIALTER, AVALARÁ CON SU LOGO A LOS HUEVOS DE GALLINAS CRIADAS CON EXTRA DE BIENESTAR

RETOS EN LA PRODUCCIÓN DE AVES ECOLÓGICAS

Marzo de 2018
RETOS EN LA PRODUCCIÓN DE AVES ECOLÓGICAS

EE.UU.: DEMANDA POR RETRASAR LA LEGISLACIÓN SOBRE HUEVOS ECOLÓGICOS

Febrero de 2018
EE.UU.: DEMANDA POR RETRASAR LA LEGISLACIÓN SOBRE HUEVOS ECOLÓGICOS

TAMBIÉN EN ESTADOS UNIDOS, POLLOS DE CRECIMIENTO LENTO

Enero de 2018
TAMBIÉN EN ESTADOS UNIDOS, POLLOS DE CRECIMIENTO LENTO

LA FIRA DE LA RAZA PRAT

Enero de 2018
LA FIRA DE LA RAZA PRAT