La revista avícola en español leída en más países

Menu

munavi_a1935m5v9n161_reavicultura.pdf

Ver PDF de la revista de Enero de 1935
Año XIV.Núm. 161 UMARIO Mayo 1935 EN PORTADA: CLAUSURA OFICIAL DE LA EXPOSICION DE AVICULTURA DE SEVILLA Y REPARTO DE PREMIOS POR EL PRESIDENTE DEL CONSEJO DE MINISTROS DON ALEJANDRO LERROUX ENTREGANDO LA COPA DE LA DIRECCION GENERAL DE GANADERIA A DON JUAN NEUFELD. DE ENSEÑANZA AVICOLA ESPAÑOLA: CURSOS PRIMAVERALES DADOS EN MADRID............... 98 EL CONDE DE LAS NAVAS: (Nota necrológica), por S. Castelló . . roo DE LA EXPOSICION NACIONAL DE AVICULTURA DE SEVILLA: INFORMACION GENERAL, CRONICA Y RECOMPENSAS ALCANZADAS POR LOS EXPOSITORES........ . 102 SOBRE LAS LLAMADAS AVES DE RAZA..........117 LOS CONEJOS REX Y CASTO-REX. por el Dr. Caulo Meschini ... 119 MUNDO AVICOLA es Revista mensual ilustrada de información y cultura avícola, continuación de «La Avicultura Práctica», que comenzó a publicarse en 1897. y por lo tanto, es la más antigua de cuantas en su especialidad ven la luz en lengua castellana. La publica la Escuela Oficial y Superior Española de Avicultura de Arenys de Mar (Barcelona), bajo la Dirección del Profesor Salvador Castelló. — Es portavoz del progreso avícola moderno y eco, en lengua castellana, de los trabajos y actividades de la Asociación Mundial de Avicultura Científica, iniciadora y mantenedora de los Congresos Mundiales de Avicultura.—Suscripción anual: Para España y Américas 10 pesetas, y 12 para otros países. M UNDO vico DE ENSEÑANZA AVICOLA EN ESPAÑA Los anuales cursos de Avicultura, Apicultura, Cunicuiicultura e Industrias lácticas en Madrid Como todos los años, la Asociación General de Ganaderos de España ha mantenido en el presente los cursos teóricoprácticos que desde el año de 1922 viene sosteniendo en su Parque de Exposiciones y Concurso de la Casa de Campo de Madrid. A los de 1935 han concurrido unos 200 alumnos, de los cuales 80 cursaron Avicultura. Las clases se abrieron el dia 29 de abril, ostentando la representación del Consejo Permanente de la Asociación, el señor Marqués de Casa Pachecho, con asistencia del Secretario general de la Asociación Sr. Marqués de la Frontera, los cuales en sendos dircursos pusieron de manifiesto el interés y la constancia de aquélla en el mantener esos cursos, en los que han recibido enseñanzas titiles tantos centenares de alumnos. Hecha la presentación de los profesores Don Juan Díaz Muñoz, ex Director General de Agricultura, Don José Trigo, patriarca de la Apicultura española y de nuestro director Don Salvador Castelló, las clases de Industrias lácteas, Apicultura y Avicultura comenzaron seguidamente, desarrollándose en aquel ambiente de confraternidad entre profesores y alumnos que ha venido siendo la característica de las enseñanzas de la Asociación General de Ganaderos de España y que tanto contribuye a que se vean anualmente tan concurridos. La circunstancia de que en las tres clases concurran alumnos que otros años han ya seguido dichos cursos, pone anualmente de manifiesto el agrado con que se asiste a ellos y el fruto que en los mismos se cosecha, pues, muchos, que un año asisten como simples aficionados, al siguiente concurren ya como profesionales. En los cursos de 1935 ha podido comprobarse esto evidentemente por el hecbo de que, a pesar del mal tiempo que ha reinado durante todo el mes, en el cual las fuertes lluvias no han cesado, las clases se han visto tan concurridas como si la primavera luciera sus naturales galas. En lo que afecta al curso de Avicultura se han llevado a cabo prácticas de incubación y de crianza, obteniéndose en las de incubación un 88 por 100 de nacimientos sobre los huevos fértiles y en las de crianza un precioso grupo de políuelos en el cual sólo hubo alguna que otra defunción por accidente, pero ni una sola de enfermedad infecciosa. En las prácticas de caponaje despuntaron algunos alumnos en los que se observó excepcional destreza. Durante el curso hubo también prácticas de cebamiento y de vacunaciones y se llevaron a cabo excursiones en autorcar a varias granjas avicolas situadas en las cercanías de Madrid, tales como "El Encín", de los Sres. Hijos de Jerónimo Escudero (proximidades de Guada-la jara).; Granja "La Concepción", de Don Antonio Villazpn, y "Granja Complutense", de Don Juan Neufeld, en Alcalá de Henares; "Granja Veíanle", de Meco: Granja Avícola de Villafranca del Castillo, de los Sres. de Ballesteros ; Granja "Los Peñascales", de Torre-lodones, propiedad de Don Gabriel Enríquez, y "Granja San Femando", de Don Enrique Pastrana, de Madrid. El día 27 la clase de Avicultura fué visitada por una representación de la Asociación General de ¡Avicultores de España, y el Secretario general, en representación del Presidente, explicó a los alumnos lo que era la A. G. de A. de E., invitándoles a que ingresaran en ella y ofreciendo el concurso a cuantos fueren luego avicultores. Los cursos terminaron el dia 29 del corriente, asistiendo al acto el Subsecretario de Agricultura y Diputado a Cortes don José Romero Radigales, que presidió el acto de clausura. El Barón de Andilla, Presidente de la Asociación General de Ganaderos de España, pronunció el discurso de clausura, en el que se congratuló de la concurrencia de tantos alumnos en los cursos del presente año, de su asiduidad en la asistencia a las clases y de su apli- cación, teniendo frases de elogio para los profesores, y de gratitud hacia el Ministro de Agricultura, en aquel acto dignamente representado por su auxiliar el Subsecretario don José Romero, que puso ¡fi.ii al acto en un discurso de encomio por la labor que desde hace ya tantos años vienen realizando la Asociación General de Ganaderos y sus profesores, y asegurando que podían contar con el decidido apoyo y la colaboración del actual Gobierno. En su discurso, y con aquella corrección de estilo y claridad de concepto que caracterizan a don José Romero Radigales, dió la simpática nota de decir a los alumnos de los cursos de 1935, que, si en aquel acto ocupaba la presidencia en representación del Ministro de Agricultura, en 1933 también había asistido al acto de clausura acompañado de su esposa, pero sentándose ambos en los bancos que los alumnos ocupaban, por haber seguido como matriculados y muy asiduamente, el Curso de Avicultura de nuestro Director, don Salvador Castellò. Agregó que, con lo que aprendieron, se hizo también avicultor, teniendo actualmente unas 800 gallinas, de cuya producción se sienten satisfechos y guardando el más grato recuerdo de las enseñanzas recibidas; manifestaciones que le valieron un caluroso aplauso. La Asociación obsequió seguidamente al ilustre enviado del Gobierno y a los alumnos, con un lunch, y a su vez los alumnos homenajearon, al siguiente día, a sus profesores, ofreciéndoles un delicado banquete al que concurrieron más de cien comensales. En nombre de la Comisión organizadora del homenaje habló el alumno don Gaspar Del-boulle Baldrich, agradeciendo a la Asociación y a |los profesores las enseñanzas recibidas y asegurándoles el buen recuerdo que de ellos se llevan. En nombre de los profesores señores Trigo, Díaz Muñoz y Castellò, contestóle el Presidente de la Asociación, Piaron de Andida, dando las gracias y rogando a los alumnos que, al volver á sus lares, no dejaran de mantener su contacto con la Asociación y con sus profe^fy sores que en todo momento se complacerían en atenderles si en la práctica de lo aprendido les cabían dudas o necesitaren guía o consejos. También se han dado este año en Madrid cursos de Avicultura, Apicultura y Cuniculi-cultura a cargo de los profesores Tapia y Mar-galet en el primero, Escalera en el segundo y Ayala Martín en el tercero, siendo dichos cursos organizados por la Dirección General de Ganadería y viéndose también muy concurrí-, dos. Estos cursos se han dado en dos series de veinte lecciones, una en marzo y otra en abril-mayo. En los del presente año se ha dado la simpática nota de reunirse los alumnos de la Dirección General y los de la Asociación General de Ganaderos para asistir a una sesión de cine, dada en el "Cine Castilla" con asistencia del alto personal de las Secciones de Enseñanza y Labor Social Pecuaria del Ministerio, reuniéndose más de seiscientas personas. En dicha sesión cinematográfica se proyectaron películas presentadas por la Escuela Oficial y Superior de Avicultura de Arenys de Mar y la película "El campo y la ciudad", impresionada por orden de la Dirección General de Ganadería, en la que, de una manera muy sugestiva se ve lo que en la Avicultura rural puede lograrse acudiéndose a dicha Dirección General y ateniéndose a las enseñanzas y a los consejos que de la misma emanan. Nos complacemos en consignar nota tan simpática, quizás precursora de posibles inteligencias que permitan otro año unificar la actual labor de la Dirección General con las que desde hace tantos años vienen realizando la Asociación General de Ganaderos de España y la Escuela Española de Avicultura de Arenys de Mar, con lo cual no hay duda de que la enseñanza avícola española y los alumnos que hacia ella se inclinaren, a nuestro juicio saldrían altamente beneficiados. 100 M UNDO El Conde de las Navas falleció cristianamente en Madrid el 28 de abril próximo pasado (E. P. D.) Si la personalidad de D. Juan Gualberto López-Valdenioro de Ouesada, Conde de las Navas y del Donadío del Casasola, Decano de los Mayordomos de Semana y Bibliotecario Mayor de Sus Majestades, era conocida como hombre de letras, como escritor y publicista eminente, como Académico de la Lengua, y como docto Catedrático, sólo pocos más de los que con nosotros impulsaban la Avicultura nacional, hace ya casi cuarenta años, sabían que, además, el Conde de las Navas era una de las personas más entendidas de España en el ramo de Avicultura, y uno de los que más ayudaron a nuestro director en sus primeros pasos, así en la enseñanza, como en la organización avícola del país. El Conde de las Navas, a pesar del extraordinario trabajo que pesó siempre sobre él, era un devoto de la Avicultura. Leía con fruición.cuanto de ella se escribia en todo el mundo, y su biblioteca avícola era sin duda una de las mejores si no la mejor. En la Exposición Internacional de Avicultura celebrada en Madrid en 1902, exhibió lo que ya entonces tenía, junto a la colección de libros de Avicultura presentada por el francés Mr. Ch. Couvreux, que tenía fama de ser la mejor de Francia, pero la del Conde de las Navas ya entonces la superaba. A base de la misma, tenía en preparación un libro "De gallinas y sus concomitancias", que por su muerte quizás quedará inédito. En aquellos tiempos, es decir, hace ya 33 años, la biblioteca avícola del Conde de las Navas reunía 114 publicaciones en varias lenguas (alguna en latín, griego y árabe) y 9 manuscritos de gran valor. Hoy se ha aumentado hasta unos 400 volúmenes, todos ellos uniformemente encuadernados y presentados en libre- Su último retrato ría, sobre la cual puede verse aún la Copa de Honor con la que en la Exposición Internacional de Avicultura de Madrid fué premiada tan espléndida colección. Cuando en España se inició el movimiento avícola nacional, por los años 1890 al 94, el Conde de las Navas dirigía la Explotación Avícola "El Gallo de Plata", establecida en la posesión del Duque de Sexto, en Algete (proximidades de Madrid), y hacía avicultura profesional, dedicándose al mejoramiento de la raza Castellana negra y a la aclimatación de la raza inglesa Dorking, de la que era un profundo conocedor. Al crearse la Sociedad Nacional de Avicultores Españoles en 1897,. fué de los que más trabajaron para encauzarla, y en su calidad de Vicepresidente de la misma, cuando la citada Exposición Internacional deseni]>eñó un alto papel cautivando con su saber y con su exquisito trato a las delegaciones oficiales que de diversos países vinieron a Madrid, y con las que fácil le fué intimar por ser poseedor de diversos idiomas. Aunque, al parecer, ajeno al progreso y al movimiento avícola del país en los últimos veinte años, seguía atento al mismo, y si no actuaba, era porque su delicada salud le obligaba a guardar una vida retirada, pero vivía siempre en él, el alma avícola de sus juventudes y se complacia al ver cómo de año en año se iba progresando. Aun en los momentos en que su quebrantada salud le tenia mayormente postrado, se reanimaba si de Avicultura se le hablaba, y reviviendo en él las añejas aficiones, daba gusto oírle tratando de esa materia, en la que revelaba lo mucho que de sus lecturas aprendía. Muchos de nuestros viejos amigos recordarán sus escritos en "La Avicultura Práctica", y en otras revistas y publicaciones avícolas del país. Escritor correcto y poseedor, como pocos, de nuestra bella lengua nacional, aunque andaluz de nacimiento, su habla era siempre tan castizamente castellana y su estilo tan puro, que bien se le tenía por uno de los Académicos que con mayor justicia ocupaba asiento en aquella docta corporación, que con la muerte del Conde de las Navas ha perdido uno de sus más pleclaros miembros. Para formar concepto de la fecundidad literaria del Conde de las Navas, baste saber que, desde el año de 1893 en que publicó su primer trabajo "Memoria acerca de las conveniencias de publicar en castellano una Enciclopedia de bolsillo ilustrada", hasta el de 1928 en que dio a luz su libro "El doctor Thebunsen", debiéronse a su pluma hasta 49 publicaciones, todas ellas tan pulcramente editadas, que cualquiera de ellas sería broche de oro en biblioteca del más refinado de los bibliófilos. Cuentista pulcro y ejemplar, suyos fueron: "La docena del fraile", "De allende Pajares", "La decena" (cuentos y chascarrillos)'; "La inedia docena" (obra declarada de texto para niños), "Cuentos y Chascarrillos andaluces", "Un Pároli" y "Ni carne ni pescado" (ambos libros de la Biblioteca Amarilla y Verde), "De chicos y grandes", "Fósiles" y "El chascarrillo andaluz". En historia, y de viajes, dió a la imprenta dieciocho libros y como novelista obtuvo siete éxitos, entre los cuales descuellan "El Procurador Yerbabuena", "¡Un infeliz!", "La Pelusa", "La niña Araceli", "Retama" y otros. Para el teatro escribió "Non torno", cuento dialogado estrenado con gran éxito en el Teatro del Real Sitio ele San Ildefonso (La Granja), en 1897. Su obra "El espectáculo más nacional"' (Historia del toreo y noticias sobre las grandes corridas celebradas en España), valió al Conde de las Navas uno de sus mayores éxitos, y su libro "La educación de un Rey", publicado en 1921, así como su discurso de recepción en la Real Academia Española, en el año 1924, son también obras que por sí solas acreditan a un escritor. A la pluma del Conde de las Navas debe España la biografía del insigne literato, pensador y humorista don Mariano Pardo de Figneroa y Serna, que escribió y fué conocido no sólo en España sí que también en el extranjero bajo el seudónimo de El doctor Thebunsen. A la biografía de éste, a la glosa de sus escritos y a dar a conocer su significación, dedicó el Conde de las Navas uno de sus últimos libros en 1928. Durante 37 años nos sentimos unidos al Conde de las Navas en entrañable amistad, y Dios ha permitido que nos halláramos en Madrid el día de su fallecimiento. Al contemplarle y al orar cerca de él. ya amortajado con el hábito de Oblato de la Orden Benedictina, a la que pertenecía, nos sentimos profundamente conmovidos. Recordábamos tiempos y cosas pasadas relacionadas con la Avicultura española, de las que, muerto el Conde de las Navas, ya con ninguna otra persona hemos de poder hablar. La noticia de su muerte cundió rápidamente en Madrid, y la conducción de su cadáver a la Sacramental de Santa María, donde yace, fué una manifestación de duelo, en la que los amigos y admiradores del ilustre finado rindieron tributo a su memoria y aportaron consuelo a sus hijos D. Norberto y doña María y demás familiares, a los que en nombre de la Escuela Oficial y Superior Española de Avicultura les enviamos nuestro más sentido pésame. Que la Avicultura patria no olvide nunca que en el Conde de las Navas tuvo uno de sus más pleclaros impulsadores, y que Dios le tenga en su Santa Gloria. S. Casteixó De la Exposición Nacional de Avicultura celebrada en Sevilla en el mes de abril por la Asociación General de Avicultores de España (FEDERACION AVICOLA ESPAÑOLA) Presumíanlos el éxito, y hasta diremos que lo esperábamos, pero después de celebrada la Exposición Nacional de Sevilla, preciso es reconocer que aquél ha superado a todas las esperanzas, y justo es tributar a los iniciadores, organizadores y patrocinadores del certamen los aplausos que se merecen. Inició el proyecto de la Exposición el Sindicato Avícola Sevillano, que preside el doctor D. José Salvador Gallardo, y del que forman parte un nutrido grupo de avicultores andaluces. A su iniciativa siguió el acuerdo de la Asociación General de Avicultores de España (Federación Avícola Española), aceptándola y encargándose de recabar del Ministerio de Agricultura los elementos y el apoyo necesarios para llevarla a cabo. Era Ministro del Ramo el señor Jiménez Fernández, y Director General de Ganadería don Francisco Sánchez. Poco bastó para que, acogiendo el proyecto con entusiasmo, arbitraran los recursos necesarios, hasta la suma de 45.000 pesetas, y en 40 días, la Asociación General de Avicultores de'España, que preside nuestro querido amigo y ex alumno, muy distinguido, de la Escuela de Avicultura de Arenys de Mar. don Ramón Riera, realizó el milagro de llevar a la práctica la iniciativa sevillana y fué un La Giralda'y una parte de la Catedral hecho esa Exposición, una de las más brillantes de cuantas en Avicultura se han celebrado en el país. Presumiéndose que no podía bastar el material de exposiciones avícolas del que dispone la Asociación General de Ganaderos, que prestándole eficaz concur.-ro lo puso a disposición de los organizadores, en tan pocas semanas se construyeron en los talleres de Prado Hermanos, de Bilbao, 1.000 hermosas jaulas metálicas, modelo completamente nuevo y no visto aún en exposiciones azi-colas. Activados los preparativos, la Exposición de Sevilla pudo abrirle el día 21 de abril, fecha para ello señalada, con más de 1.000 gallinas y algunos centenares de palmípedas, palomas y otras aves. La Exposición fué instalada en aquel maravilloso palacio que fué construidos en los jardines de María Luisa, para la Exposión Ibero-Americana de 1929, alineándose las jaulas en su extenso hemiciclo, de largo 250 metros, a manera de correcta parada. Además de la representación de los avicultores andaluces, y especialmente sevillanos, tomaron parte en el Certamen representaciones de Castilla, Cataluña, Galicia, Aragón, Baleares, Valencia, Vascongadas y los Sindicatos Avícolas de otras regiones. Con carácter M UNDO A V ICOL A El Presidente del Consejo de Ministros, Don Alejandro Lerroux, recorriendo la Exposición antes de clausurarla El Director General de Ganadería Sr. San Román y ti peisonal de la misma, recorriendo el certamen después de la inauguración. ■oficial, y en salas o secciones especiales, tomaron también parte las dependencias de la Dirección General de Ganadería, Fomento Pecuario, Enseñanza y Labor .Social, Instituto de Biología Animal de Madrid, y Granja y Estación Avícola de Córdoba, así como la Escuela Oficial y Superior de Avicultura de Arenys de Mar, en stand demostrativo de sus enseñanzas, amablemente hospitalizado en el recinto dispuesto por la Dirección General de Ganadería. EL acto inaugural A pesar del gran retraso con que fueron llegando las aves, y de la premura con que todo tuvo que ser hecho, ia Exposición pudo ser Felizmente inaugurada el día 21 de abril, a la hora fijada. Presidió el acto el nuevo Director General de Ganadería, Sr. San Román, en representación del Ministro de Agricultura, asistiendo todas las autoridades civiles y militares, provinciales y locales y numeroso público. Abierta la sesión, el Presidente de la Asociación General de Avicultores de España, señor Riera, relató el proceso de preparación del certamen, que "se presentaba ya a la vista del representante del Gobierno, al que la Asociación y el Sindicato Avícola sevillano agradecían el apoyo que les había prestado y los elementos que había puesto en sus manos para su realización. Dijo el Sr. Riera que, aun cuando la Asociación General de Avicultores de España haya cuidado de la organización y de la ejecución del certamen, éste se debía a las iniciativas y a los previos trabajos del Sindicato Avícola de Sevilla, y tributó un elogio a la labor de D. José Salvador Gallardo, presidente del mismo, y a los que en aquéllos colaboraron. El Director General de Ganadería, en discurso muy correcto y preciso, puso de manifiesto lo que el Gobierno se interesa en la cuestión de las industrias rurales, y especialmetne de la Avicultura, de cuyo fomento y organización viene ocupándose seriamente. Congratulándose del éxito obtenido, y en nombre del Ministro de Agricultura, declaró inaugurada la Exposición, que desde el primer día fué muy visitada, calculándose en algunos miles de personas, de todas las clases sociales, las que por ella desfilaron en los cinco días que permaneció abierta. Labor divulgadora De auerdo con el programa establecido, desde el día 22 al 25, inclusives, mañana y tarde, se dieron conferencias en el Salón de Actos de la Exposición, corriendo éstas a cargo de los pro- 104 U N /' 0 1 C 0 Algunos de los Stands montados al sire libre fesores y de los facultativos designados por la Asociación General de Avicultores, de acuerdo con los Departamentos de Enseñanza y Labor Social, y de Fomento Pecuario, a cargo, respectivamente, de los señores Inspectores generales, señores D. Antonio Eraña y D. Juan Rof Codina, y tomando parte el Equipo de Conferenciantes que actúa en cátedra ambulante en la región de Andalucía. Dichos actos fueron presididos por el comi-sionario general de la Exposición e Inspector General Pecuario D. Santos Arán, o por los señores Eraña y Rof Codina, iniciándolos el conferenciante pecuario D. Francisco Carpió en consultorio público, y siguiéndole en el uso de la palabra el Dr. D. Alejandro Steiner, que desarrolló el tema "Enfermedades infecciosas en las aves". El día 22 celebróse una reunión de avicultores, veterinarios y maestros nacionales de las provincias de Cádiz, Málaga y Almería, cambiándose impresiones sobre temas de avicultura, y en la tarde del mismo dia, dió su primera conferencia D. José Ocáriz, del Instituto de Biología Animal, sobre el tema "Alimentación de las aves". En la mañana del día 23 se celebró reunión de avicultores veterinarios y maestros de las provincias de Granada. Jaén y Córdoba, y en la tarde la conferencia corrió a cargo del biólogo Dr. Steiner, sobre el tema "Enfermedades parasitarias de las aves". El dia 24, la reunión matinal se reservó a los avicultores veterinarios y maestros de Huel-va y de Badajoz, y las conferencias fueron dadas por el Profesor D. Salvador Castelló, sobre el tema "Cuarenta años después»? resumen de lo progresado en avicultura desde los albores de la misma en España, y por D. José Ocáriz, bajo el tema "Factores que influyen en el crecimiento de las aves". El día 25 dióse la última lección del cursillo de Biología a cargo del señor D. Carlos Ruiz Martínez, Director del Instituto de Biología Animal, que versó sobre las enfermedades más frecuentes en las aves de corral. Casi todas las conferencias fueron ilustradas con proyecciones o con la presentación de gráficos y de preparaciones de Patología aviar, y estuvieron muy concurridas. Es digna de aplauso la feliz idea de la Asociación General de Avicultores, de asociar a la Exposición aquel ciclo de conferencias, con lo cual puso de manifiesto la posibilidad y la conveniencia de asociar a lo agradable a la vista,, lo útil y lo instructivo. La Exposición La Exposición de Sevilla se puede decir que la constituyeron, no sólo las secciones de gallinas, pavos, palmípedas, palomas, material avícola, bibliografía y prensa avícola, sí que también otras dos secciones; una, de carácter oficial,, representada por el salón dispuesto por la Dirección General de Ganadería, en el que se exhibió gran parte de lo expuesto en la Exposición Mundial de Avicultura de Roma en 1933, y todo lo que con posterioridad ha venido atesorándose, no sólo por parte de las secciones de Fomento Pecuario y de Enseñanza y Acción Social, sí que también del Instituto de Biología Animal, que hizo gala de lo que en el mismo se trabaja en el ramo de avicultura. Anexa al stand oficial, aunque en salón especial, la Granja y Estación Avícoia de Córdoba, que dirige el Inspector Pecuario y aventajado ex alumno de la Escuela de Avicultura de Arenys de Mar, D. Mariano Jiménez Ruiz, expuso un gran número de gallinas, pavos y palomas seleccionados en la misma y varios lotes de aves camperas, de tipo bastante uniforme y susceptibles de ser algún día razas definidas, los cuales, junto con los presentados en el stand de la Dirección General, ponían de manifiesto lo que el elemento facultativo depen- Dos aspectos de la Exposición ■diente del Ministerio de Agricultura se preocupa

CATEGORÍAS DEL ARTÍCULO

ARTICULOS RELACIONADOS

La avicultura práctica

Agosto de 2016
La avicultura práctica

munavi_a1936m1v9n169_reavicultura.pdf

Enero de 1936
munavi_a1936m1v9n169_reavicultura.pdf

munavi_a1936m2v9n170_reavicultura.pdf

Enero de 1936
munavi_a1936m2v9n170_reavicultura.pdf

munavi_a1936m3v9n171_reavicultura.pdf

Enero de 1936
munavi_a1936m3v9n171_reavicultura.pdf

munavi_a1936m4v9n172_reavicultura.pdf

Enero de 1936
munavi_a1936m4v9n172_reavicultura.pdf

munavi_a1936m5v9n173_reavicultura.pdf

Enero de 1936
munavi_a1936m5v9n173_reavicultura.pdf

munavi_a1935m10v9n166_reavicultura.pdf

Enero de 1935
munavi_a1935m10v9n166_reavicultura.pdf

munavi_a1935m11v9n167_reavicultura.pdf

Enero de 1935
munavi_a1935m11v9n167_reavicultura.pdf

Nuestro programa para 1936

Enero de 1935
Nuestro programa para 1936

munavi_a1935m1v9n157_reavicultura.pdf

Enero de 1935
munavi_a1935m1v9n157_reavicultura.pdf

Sobre la marcación de los huevos de importación

Enero de 1935
Sobre la marcación de los huevos de importación

munavi_a1935m3v9n159_reavicultura.pdf

Enero de 1935
munavi_a1935m3v9n159_reavicultura.pdf

munavi_a1935m4v9n160_reavicultura.pdf

Enero de 1935
munavi_a1935m4v9n160_reavicultura.pdf

munavi_a1935m5v9n161_reavicultura.pdf

Enero de 1935
munavi_a1935m5v9n161_reavicultura.pdf

munavi_a1935m6v9n162_reavicultura.pdf

Enero de 1935
munavi_a1935m6v9n162_reavicultura.pdf

munavi_a1935m7v9n163_reavicultura.pdf

Enero de 1935
munavi_a1935m7v9n163_reavicultura.pdf

munavi_a1935m8v9n164_reavicultura.pdf

Enero de 1935
munavi_a1935m8v9n164_reavicultura.pdf

munavi_a1935m9v9n165_reavicultura.pdf

Enero de 1935
munavi_a1935m9v9n165_reavicultura.pdf

Primer número de esta Revista

Enero de 1896
Primer número de esta Revista

La maravilla blanca

Enero de 1896
La maravilla blanca